Osteoporosis

"Grandes Avances Terapéuticos"

La osteoporosis es un problema importante de salud en la edad adulta. En condiciones normales, los huesos del cuerpo son lo suficientemente fuertes como para permitirnos realizar nuestras actividades diarias, practicar deporte y resistir golpes de mediana severidad sin sufrir daño.  Esta dureza la adquieren a lo largo de la vida, gracias a lo que comemos, al tipo de trabajo que hacemos, y parcialmente gracias a la familia de la que venimos, pues la facilidad con que se almacena el calcio en los huesos depende de ello.

En condiciones normales, después de los treinta años de edad hay una lenta pérdida de masa ósea, lo que puede hacer lo huesos más frágiles con el paso del tiempo.

La masa ósea es uno de los principales condicionantes de la resistencia del hueso a las fracturas.  Cuando la pérdida de la masa ósea es tanta que nos pone en riesgo de sufrir una fractura con una caída hablamos de osteoporosis.

Esta pérdida de masa ósea puede hacerse muy rápida por otros factores durante la vida.  Por ejemplo, ser demasiado delgado, no practicar regularmente ejercicio y fumar hacen que el hueso sea más débil a edades más tempranas.  Otras enfermedades, como problemas de tiroides y diabetes también favorecen la aparición de osteoporosis.

 

Diagrama comparativo de osteoporosis

 

Generalmente la osteoporosis no produce síntomas hasta que se produce una fractura. 

La osteoporosis es prevenible, y una vez que ocurre, es curable, con un tratamiento y vigilancia oportunos; de hecho, existen ya tratamientos de una vez al año.  Recuerde, una vez que ocurre una fractura, ya nada es igual.  Consulte oportunamente a un reumatólogo.