Preguntas Frecuentes

A continuación se enlistan las preguntas que con mayor frecuencia hacen los pacientes en relación a las enfermedades reumáticas y a la Clínica, con las respuestas pertinentes:

 

 

Pregunta: ¿Cómo sé si tengo algún problema reumático?

Respuesta: Es muy probable que tenga usted algún problema reumático si usted ha tenido inflamación de una o varias articulaciones, aunque sea sin dolor, o ha tenido dolor de alguna articulación o grupo de músculos por mas de 4 semanas.

Regresar

 

Pregunta: ¿Cuándo debo de buscar atención especializada para un problema reumático?

Respuesta: A la brevedad; el factor que mejor determina el pronóstico de un paciente es el tiempo que tarda en recibir atención médica especializada. Como dicen los pacientes “mas vale un grito antes que dos después”. Además, los costos de atención son mucho menores cuando el tratamiento se inicia antes que existan complicaciones o daño.

Regresar


Pregunta:¿Qué son las enfermedades reumáticas?

Respuesta: Antes se creía que existía sólo las reumas, el reumatismo o la artritis. Ahora se han identificado más de 180 enfermedades reumáticas diferentes. Además de las articulaciones y músculos las enfermedades reumáticas pueden afectar diversos órganos como ojos, corazón, pulmones y riñones, entre otros.

Regresar


Pregunta:¿Cuál es el origen o por qué dan las enfermedades reumáticas?

Respuesta: Hace mas de 50 años se pensaba que existían solo dos o tres problemas reumáticos (“las reumas”, “el reumatismo”, “la artritis”, etc.) y las causas que se asignaban eran factores en los que el paciente tenía la culpa, como planchar y mojarse las manos, caminar descalzo o comer carne. Los avances científicos y tecnológicos de los últimos años han ampliado y profundizado el conocimiento en muchas áreas, incluyendo la reumatología. Hoy se sabe que muchas de las enfermedades reumáticas son ocasionadas por predisposición genética y un disparador medioambiental. No olvide preguntar a su reumatólogo las causas de su enfermedad en particular.

Regresar


Pregunta:¿A quién le da alguna enfermedad reumática?

Respuesta: 80% de los pacientes reumáticos inician con su padecimiento antes de los 40 años de edad; 10% de éstos inician antes de los 16 años. Algunas enfermedades son mas frecuentes en hombres, como espondilitis anquilosante y gota; otras son mas frecuentes en mujeres, como lupus eritematoso sistémico y artritis reumatoide. Hay enfermedades reumáticas en niños, como artritis crónica juvenil; otras son de adultos mayores, como osteoporosis, osteoartrosis y polimialgia reumática. En resumen, cualquier persona y de cualquier edad, puede desarrollar una enfermedad reumática, sin importar situación económica ó tipo de trabajo.

Regresar


Pregunta: ¿Qué especialidad médica debe atender las enfermedades reumáticas?

Respuesta: Un reumatólogo puesto que es un profesionista que terminó la carrera de medicina, pasó un examen nacional y luego realizó un curso completo de por lo menos tres años, dos de los cuales fueron en un departamento de reumatología que tiene un programa certificado de enseñanza en un hospital también certificado. La especialidad contempla aproximadamente 92 horas de trabajo por semana, guardias nocturnas cada tres o cuatro días, cursos en aula y aproximadamente 6 mil consultas por año. Al término de este curso presenta un examen de certificación que dura dos días. Para llegar a ser un especialista se requieren por lo menos de 21 años de escolaridad.

Regresar


Pregunta: ¿Me cuesta más atenderme en la Clínica?

Respuesta: No. El costo de atenderse en la Clínica es el mismo que atenderse con otros reumatólogos. Por otro lado, si se calcula el costo por un año, resulta más barato atenderse en la Clínica que con médicos no especializados en reumatología, ya que los tratamientos son más eficientes y los riesgos son menores, por consiguiente las visitas médicas son menos frecuentes y los resultados son reales.

Regresar


Pregunta: ¿Qué ventajas tengo en atenderme con un reumatólogo?

Respuesta: Tiene muchas ventajas: el tratamiento es específico para usted y para el tipo específico de su padecimiento, tomando en cuenta los menores costos con los menores riesgos y la mayor eficacia posible. Atenderse con un reumatólogo significa obtener un tratamiento objetivo, con soporte científico y basado en hechos y realidades. Puede ser inquietante al inicio por que recibirá información clara y precisa sobre las realidades de su pronóstico, su tratamiento y los riesgos que existen; esta información llevará después certidumbre sobre su estado actual y su futuro. Existen médicos reumatólogos certificados en los principales centros de seguridad social, incluyendo ISSSTE, IMSS, Secretaría de Salud y Hospitales Civiles. También puede usted encontrar reumatólogos en consulta privada en la mayoría de las grandes ciudades del país. Puede usted comunicarse al Colegio Mexicano de Reumatología en la ciudad de México (tel. (55) 5662-4965, 5662-5014) para pedir la dirección de reumatólogos en cualquier ciudad del país.

Regresar


Pregunta: ¿Qué ventajas tengo en atenderme en la Clínica?

Respuesta: Los reumatólogos son certificados y se actualizan continuamente, además trabajan en grupo. Esto le brinda la posibilidad de obtener un tratamiento eficaz, al menor costo posible y con el menor riesgo, con disponibilidad de citas en breve y la garantía de que siempre habrá un reumatólogo disponible. Cuando los casos son difíciles o plantean dilemas terapéuticos, se presentan ante todos los reumatólogos para proponer las mejores estrategias de manejo. Todo esto sin costo adicional para el paciente. Las instalaciones son adecuadas para los pacientes reumáticos y se organizan programas de actualización donde participan activamente los pacientes.

Regresar


Pregunta: ¿Cómo me preparo para mi primera consulta en la Clínica? ¿Qué estudios o radiografías tengo que traer en mi primera cita en la Clínica?

Respuesta: Es bueno prepararse con anticipación para su primera consulta en la Clínica. Coloque todos sus estudios previos, incluyendo resultados de laboratorio y radiografías, en una carpeta. No olvide traer todo esto a su primera consulta, sin importar si estos estudios son o no relacionados con su molestia principal, o si son estudios ya viejos. Es muy conveniente que haga un listado por escrito de todas las molestias que tiene en relación a su problema reumático. Esto evitará que se le olvide comentar alguna molestia importante. En esta misma lista puede usted anotar todas sus preocupaciones y dudas sobre su padecimiento, para que su reumatólogo se las conteste desde la primera consulta. Le sugerimos que no se haga ningún estudio por su parte para venir a su consulta. En muchas ocasiones los estudios de factor reumatoide, acido úrico o anti-estreptolisinas no son útiles y ocasionan un gasto innecesario y un piquete extra. Es mejor que presente su lista y los estudios que ya tenga para dar un panorama más completo de usted y sus problemas, y así permitir que su reumatólogo seleccione aquellas pruebas de laboratorio y radiografías más útiles para apoyo diagnóstico e implementación terapéutica.

Regresar


Pregunta: ¿Qué pasa si resulta que no tengo alguna enfermedad reumática?

Respuesta: Si en la consulta con su reumatólogo resulta que usted no padece una enfermedad reumática, la Clínica cuenta con una red de diversos médicos de otras especialidades con alta capacidad para atender cualquiera que resulte ser su problema. Su médico reumatólogo le orientará sobre cuál es el especialista idóneo para tratar su problema.

Regresar


Pregunta: ¿Cómo sé si tengo algún problema reumático?

Respuesta: Los tratamientos para las enfermedades reumáticas dependen de las características de la persona que la padece y de la enfermedad reumática específica que se desea tratar. Es importante tratar el dolor que producen estos problemas, pero es vital tratar el origen de este dolor. Por lo tanto, los tratamientos van dirigidos principalmente al problema de fondo, que al controlarse ocasiona que el dolor desaparezca. Los tratamientos son con medidas generales y con medicamentos. Las medidas generales incluyen programas de ejercicio, control de peso y cuidados articulares. Los tratamientos con medicamentos incluyen analgésicos, anti-inflamatorios no esteroideos, inmunomoduladores, biológicos y misceláneos. Su médico reumatólogo planeará un tratamiento ajustado a usted y su enfermedad específica.

Regresar